SHEN YI

? ? ? ? ? ?

BLOG SHEN YI

TRABAJO DE FUERZA EN LAS ARTES MARCIALES INTERNAS

Posted by SHEN YI VALENCIA on August 13, 2011 at 4:50 AM

escrito por Johan Duquet

¿ES CONTRAPRODUCTIVO EL TRABAJO DE FUERZA?

Me gustaría comentar un aspecto menos conocido de las artes marciales “internas” como son Taiji, Bagua, Xingyi y algunas otras. Estas pueden ser usadas como un método efectivo para la autodefensa pero para demostrar su credibilidad muchas veces se recurre a contar historias sobre formidables luchadores de generaciones anteriores.  

 La típica historia dice más o menos así: “un practicante muy mayor -y muchas veces muy delgadito- del superior arte marcial interno llamado “X” andaba por ahí todo tranquilo, sin molestar a nadie cuando de repente un chico más joven y más musculoso, practicante del inferior arte marcial externo llamado “Y” apareció para retar por razones desconocidas al viejo. Aunque el hombre mayor rechazara el joven se lanzó al ataque. Inmediatamente el tipo rabioso tuvo la impresión de que se cayó un relampago encima y se encontró boca abajo en el suelo con el maestro sonriendo encima de él. Esto se repitio varias veces hasta que el fuertote se dio cuenta de que el viejo ni siquiera “usaba nada de fuerza”. Entonces el joven le suplicó al viejo para acceptarle como su alumno y así aprendió a ser más blando y llegó a ser un increible luchador interno.”

Quien cuenta la historia subrayará entonces la importancia de la suavidad del viejo maestro y  explicará   que tener músculos y ser fuerte es una gran aberración mientras imitará el físico de un culturista torpe. “¿Trabajo de fuerza? Ni pensarlo!! Ridículo!! Blasfemia!!!

La ironía está en que la historia suele ser contada por alguien que ni siquiera sabría usar su arte marcial si su vida dependiera de ella. Cuando se practica técnicas con el contador de historias consejos como “no uses fuerza”, “relaja más” y “estás usando demasiado fuerza” se dan gratuitamente. Pronto procederá a demostrarte como se debería hacer y te dirá que le sigas porque, obviamente, resistir  resultaría en ireparables daños en tus articulaciones, organos internos, o peor aun, tu Qi.

Alguna vez nuestro amigo vive un encuentro muy frustrante con alguien que no se porta como un tallarin blandito y que elige “simplemente quedarse quieto” en vez de “ser tirado”. Toda clase de excusas son formuladas para explicar porque el compañero tan irrespetuoso no acabó sangrando por suelo y poco después cambiará a otro compañero que sí que entiende como desmayarse bajo la influencia de sus técncas internas.


LOS FUNDADORES DE LAS ARTES “SUAVES”

Investigar hechos documentados sobre algunos de estos maestros internos de las artes suaves que se supone que rechazaban fervientemente cualquier uso de fuerza muscular podría ayudar a formar otro punto de vista.

Empecemos por lo que es conocido como el arte más suave de las artes suaves y donde los músculos reciben mas críticas: El estilo Yang de Taiji quan que lleva el nombre de Yang Luchan (杨露禅 que vivió de 1799 hasta 1872. Cuando enseñaba en la corte imperial ganó a tantos retadores usando sus técnicas suaves que se le llamó Yang Wu Di (楊無敵 o “Yang, el invencible”. Impresionante por un hombre “blando” y “interno” que según muchos “no usaba nada de fuerza”.

Por eso extraña tanto al ver la siguiente “avanzada maquina de entrenamiento de pesas” en el jardin donde se supone que Yang Luchan aprendio de Chen Changxin: Un bloque de piedra que pesa 80kg.

Como es sumamente improbable que el señor Yang fuera capaz de mover la piedra empleando nada más que su Qi y mente poderosa indica que el fundador del arte más suave de todas las artes suaves realmente levantaba, movía y cargaba objetos bastante pesados como parte de su entrenamiento.

A continuación quiero incluir dos citas de un artículo sobre Morihei Ueshiba, conocido como “O Sensei”, el fundador de Aikido, otro arte martial conocido por su suavidad. Probablemente le conoces del retrato de un frágil hombre mayor que se encuentra en cualquier dojo de Aikido. Sin embargo este debilucho tras haber sido gravemente enfermo con la edad de 18 decidio construir un cuerpo fuerte a base de ejercicio físico y trabajo duro, y luego le gustaba demostrar hazañas de hombre forzudo.

.... Solamente medía 157 cm  (5'2") pero tenía una estructura como un tanque y pesaba más de 81 kilogram (180 lbs). Nadie en su batallón le superaba en gimnastica dura, correr y cargar pesos..…  el Fundador solía marchar a la cabeza de la tropa llevando el equipaje pesado de dos o tres personas...   ….Por el Budo que estudio en aquella epoca tenía que pagar su profesor tres cientos a quinientos yen por cada técnica. Además, el Fundador tenía que hacer trabajos duros como cortar leña y cargar agua por su profesor antes de recibir la lección.

Podemos concluir que a “O Sensei” no solamente le gustaba hacer un poco de pesas, sino que alguna gente le consideraba un obsesionado de sus primitivas formas de entrenamiento de fuerza. Sospecho que  Ueshiba era capaz de hacer gran parte de las cosas que sabía hacer a una edad avanzada gracias a su trabajo de fuerza anterior.

Otro ejemplo de un arte marcial que llamamos interno es el estilo Bagua zhang, con Dong Haichuan (董海川 considerado su creador. Desafortunadamente no hay fotografias de él pero tenemos algunos retratos pintados que nos dan una idea de su fisico impresionante. 

Se ve que Dong es representado como un hombre de hombros muy anchos y  bastante musculoso.

Enseñó Bagua a diferentes personas, todos ya formados en otras artes marciales, de las cuales muchas eran de la clase “externa” con mucho trabajo de fuerza.  

Hay una largísima lista de gente que se podría añadir aqui pero presentar especificamente los fundadores de las tres artes marciales mejor conocidas por su suavidad es buen punto de partida para nuestra exploración del mito sobre la falta de trabajo de fuerza en las artes marciales “blandas”.

Mantengamos en mente que hasta ahora todo el trabajo de fuerza ha sido empleando grupos de músculos o el cuerpo entero.

 

UN POQUITO DE PERSPECTIVA

Volvamos al Taiji y a Chenjiagou, el pueblo donde la familia Chen creo el estilo Chen hace unos 350 años y preguntemonos qué estilo de vida se llevaba cuando el Taiji tenía aun más fama por su uso marcial que por el terapeutico.

En documentos de la época podemos leer que los habitantes del pueblo practicaban el Taiji cuando no se les ocupaban las tareas de la labranza. En nuestros tiempos modernos donde comida nos llega en cajitas de plástico y algunos de nosotros ni saben si lo que comemos sale de la tierra o cuelga de un árbol no todo el mundo se acuerda que el trabajo del labrador es muy duro, y más aun en un tiempo que no existían maquinas impulsadas por motores.  

Muchas tareas del labrador incluyen usar herramientas pesadas como por ejemplo hachas, guadañas, picos, palas,... y muchas veces objetos muy pesados tienen que ser empujado, levantado, cargado,... .    No sería muy atrevido adivinar que el labrador estaba en buena forma fisica y poseía una considerable cantidad de fuerza y resistencia. Casi no podría ser más grande el contraste con nuestro moderno “guerrero de taiji urbano” que tiene un trabajo de oficina que convierte la atrofia muscular en una actividad -o mejor aun “non-actividad”- de jornada completa. Más adelante volveremos a hablar de estos “ejercicios” de labradores.

De momento recuerda que el labrador/luchador de taiji tenía un cuerpo fuerte para dar respaldo a sus técnicas “suaves” y realmente no tenía ninguna necesidad de hacer extra ejercicios con pesas.


ESTRUCTURA, RELAJACIÓN Y REDIRIGIR A LA TIERRA EN LA MÁQUINA HUMANA

En las artes marciales internas hablamos de estructura, relajación y redirigir fuerza hacia la tierra. Son a veces términos dificiles de entender/aplicar pero la mecánica básica detras de ello es relativamente sencilla.

Tenemos que mirar al cuerpo humano como una máquina de multiusos. En Taiji muy a menudo el uso es aguantar (no resistir) una fuerza entrante con el mínimo de esfuerzo.

La gravedad es una de estas fuerzas entrantes y es una que constantemente intenta tirarnos hacia abajo. Entonces buscamos la organización de la máquina que permite quedarse parado sin ninguna ayuda externa.

Mucha gente diría que se hace colocando los huesos del esqueleto uno justo encima del otro como si fueran las plantas de un rascacielo. ¿Entonces, porqué en los museos los enormes huesos de dinosaurios se tienen que juntar con tornillos? ¿Será que los dinosaurios muertos no se saben relajar lo suficiente? ¿O es porque no son bipodales? Creo que no será muy fácil conseguir formar una torre estable con las vertebra de nuestra columna que tiene forma de S.

Los huesos se conectan gracias a los ligamentos y conectan a través de los tendones a los músculos; se mantienen en su lugar por contracción muscular. Sin nuestros músculos seríamos bolsas de piel y huesos vegetando por el suelo. Nuestros huesos son constantemente reajustado y tirado en su alineamiento por las interacciones muy finas entre varios músculos.

Piensa en el imagen de un velero que usa palos de madera (los huesos) y cuerdas (los musculos) para subir la vela (la piel) que tiene que aguantar las fuerzas entrantes del viento y prevenir que se caiga. En cada momento se alarga o acorta las cuerdas para crear la tensión exacta para mantener la vela en su sitio. Pero si se tensa una línea demasiado (o insuficiente) cambiará la tensión en las otras cuerdas que a su vez desplazará los palos de madera resultando en una situación incontrolable y los marineros flotando en el agua. En el cuerpo cuando un músculo tira uno de los huesos fuera de su lugar toda la máquina se vendría para abajo si no fuera por otros músculos que empiezan a compensar.

Sorprendentemente los músculos y la contracción muscular es un elemento clave en construir la estructura de la que se habla tanto en las artes martiales “internas”. La relajación es el truco de saber usar el minimo tirar/empujar posible y solamente con los músculos que son responsables por mantener los huesos en su lugar para resistir a la fuerza de la gravedad. Lo que quiere decir que usamos únicamente los músculos especificamente diseñados para estabilizar la estructura y no los que tienen el objetivo de mover la estructura.

Una vez sepamos como usar los músculos correctos y la cantidad de tensión adecuada para posicionar nuestros huesos para resistir a la fuerza vertical de la gravedad sabremos también hacer lo mismo al recibir fuerzas desde otras direcciones. Idealmente el cuerpo seguirá respondiendo a la gravedad, simplemente lo hará debajo de otro ángulo.

Según el ángulo por donde entra la fuerza reclutamos unos o otros músculos para poner la máquina en la estructura optimal. Es lo que a veces llamamos “establecer un camino para redirigir fuerza hacia la tierra” porque en general se puede dibujar una línea desde el punto de contacto a través del cuerpo hacia donde uno o ambos pies tocan el suelo.

Así que cuando tu profesor te dice de “relajar” realmente advierte que uno o varios músculos están tirando demasiado (o no suficiente) por lo que no te mantienes en el alineamiento que requiere el mínimo de trabajo para mantenerte de pie. En la metáfora del velero el capitán grita instrucciones para que los marineros ajusten las cuerdas, pero uno está haciendo la siesta porque bebió demasiado ron, otro tiene un problema del oído y se entretiene observando el mar en busca de sirenas, otro es nuevo y no sabe aun medir la cantidad de fuerza para apretar/aflojar las cuerdas y otro opina que lo mejor que pueda hacer en cualquier situación es tensar la cuerda por la que es responsable.  

Para mantener el rumbo firme los buenos marineros se tienen que adaptar y compensar por los vagos, inexpertos y cabezones. Finalmente los buenos marineros se hartan y algunos se quejan (dolores musculares), quieren marcharse y subordinar (el musculo se “apaga” o hasta entran en modo “Rebelión a bordo” (espasmos, calambres).

Es el deber del capitán de despertar y azotar a los borrachos, darles un audífono a los sordos, afinar a los novatos y reeducar a los cabezones. Esto es lo que se hace en la meditación de pie llamado zhan zhuang que a los músculos hiperactivos y tensos enseña a relajar (fansong). Mejora la coordinación para saber hacer unos ajustes mínimos en todos los músculos para adaptar nuestra estructura a los cambios más pequeños que son causados por por ejemplo el abrir y cerrar del pecho durante la respiración. Este proceso se puede hacer al practicar Zhan zhuang, chan si gong, andar en círculo, quedarse en Santi,... etc.

Esta clase de ejercicios es una herramienta muy importante para corregir desequilibrios musculares y recuperar una buena postura que no solo puede mejorar tu arte marcial pero también ayudar a quitarte el dolor de espalda.


TODO ESTÁ CONECTADO

Como ya todos sabemos, solemos conseguir mantenernos de pie aunque no estemos usando una postura perfecta y nos acostumbramos muy facilmente a ella. La mayoría de gente hoy en dia, debido a su estilo de vida sedentario tiene los glúteos (los músculos del culo para los que no sepan de anatomia) y los abdominales inferiores muy débiles.

Si estos músculos no son lo suficiente fuertes para inconscientemente mantener el pelvis en su lugar este se puede bascular (“anterior pelvic tilt” hacia delante. Otros músculos no diseñados para esta tarea intentarán hacer lo que los glúteos y abdominales se niegan a hacer por lo que trabajan horas extras y se tensan cada vez más.  Como resultado las rodillas pueden colapsar hacia dentra (piernas X) y los pies pueden empezar a apuntar hacia fuera como lo hace un pingüino. Las cadera, las rodillas y los tobillos comienzan a sufrir.  

En la parte superior del cuerpo puede desarrollarse lordosis y escoliosis, la cabeza se inclinará hacia delante causando molestias en el cuello y los hombros. Es difícil creer que todo esto es causado por algo tan ridículo como no apretar el culo de vez en cuando. 

                                                   

Para mantener este asunto ligero y entretenido al diagrama de la postura con los problemas comentados llamaremos “Skeletor”. Estos problemas ocurren en todas las partes del cuerpo al hacer nada más que simplemente resistir a la gravedad. Ahora imaginate qué el mal estructurado Skeletor hará en una pelea con HeMan donde debe usar puños, patadas y grappling.  

“Skeletor” no será capaz de redirigir fuerzas hacia la tierra, perderá muy facilmente el equilibrio y sus músculos estarán trabajando tanto para evitar que caiga y choque con la cabeza contra el piso que no podrán ejecutar otra tarea de forma eficiente. Skeletor está tan ocupado con compensar sus debilidades que acaba con un montón de tensión innecesaria que le distrae, agota y hasta podría acabar lesionadose él solo. El heroico HeMan con su buena mecánica aprovecha los fallos de Skeletors y vuelve a aniquilarle completamente.

¿No te acuerda un poco a la historieta del principio de esta entrada? Solamente hemos reemplazado el maestro mayor por HeMan y el joven bruto que ni sabía por donde le estaban dando por Skeletor.

 

UNA POSIBLE SOLUCIÓN PARA UNA MALA POSTURA

Como ya comentado a través de la relajación y la meditación en pie se puede reprogramar la calidad de movimiento, ayudar a reclutar el músculo adecuado para cada función. ¿Pero qué pasa si el músculo indicado es como el marinero borracho que no levanta ni un dedo y/o es demasiado débil para su trabajo?  Por mucho que el capitán se reviente los pulmones gritando un marinero comatilico no responderá.

Dejamos de lado a la metafora: La relajación afectará directamente a los músculos tensos y tendrá efectos secundarios sobre los músculos conectados con ellos. Pero relajar un músculo que ya está tan relax que no hace nada no va a ayudar como ya hemos visto en el ejemplo de los glúteos débiles en  Skeletor (Vale, vale, un poquito de metafora.) aunque sospecho que él no era muy fanático del zhan zhuang.

¿Qué pueden ser posibles soluciones? Necesitaremos activar los glúteos al no dejarles otra opción. Por ejemplo en algunas posturas de Yoga ejecutadas correctamente se activa y “enciende” los glúteos. El problema ahora es saber si te hace falta activarles y si estás haciendo la postura como se debe.

Puedes probar hacer sentadillas manteniendo el peso centrado en los talones. Si te parece demasiado fácil haz las colocando unas pesas sobre los hombros. ¿Aun es fácil? Añade más y pronto sabrás lo que significa mover con buena postura porque notarás muy bien donde la cadena de fuerza se rompe. Para evitar lesionar la espalda serás obligado a apretar los glúteos y reclutar la cadena posterior entera que recorre todo el cuerpo desde la planta del pie hasta la coronilla en la cabeza.

Con suficientes repeticiones repartidos sobre un periodo de tiempo no solamente despertarás tus glúteos, también arrancarán cuando es tienen que hacerlo y finalmente serán bastante fuertes para ayudar a mantener una buena postura sin pensarlo. Tus otros músculos volverán a ocuparse de sus propias tareas y podrán descansar y relajarse, no más piernas con forma de X, los pies apuntarán hacia delante y ya no perderás constantemente la interminable batalla contra la gravedad.  

Esta entrada se ha enfocado en los glúteos (de manera algo simplificado) porque sirve como un buen y claro ejemplo pero se puede tratar cualquier otro músculo de una manera similar.

 

COMO RELACIONARLO CON ENTRENAMIENTOS “INTERNOS”

Ahora cuando vuelves a tu meditación en pie, el andar en círculos o tu práctica de forma con los glúteos dedicandose a lo que deben hacer tendrías que sentir qué fácil es ahora relajarse mientras. Prueba un poco de empuje de manos y notarás la facilida con que se mantiene tu “cuadro” bajo presión  liberando tu mente para dedicarse a otros aspectos de tu práctica.

Si una postura de una forma de un arte marcial es para aguantar presión aplicada por otro ser humano entonces es buena idea probar la estructura de esta postura. Alguien te puede empujar ligeramente para ver si sabes mantener la estructura, redirigir la fuerza hacia la tierra y estar relajado. Cuanto más presión más fácil sentir donde se desconecta la línea de fuerza y luego buscar como arreglarlo.

Pero si la postura tiene que poder con el peso de un atacante en vez de un suave empujoncito Yang Luchan deberá haber pensado “¿Porqué no practico con este bloque de 80kg para ver si me mantengo centrado y relajado. Después tumbar a una persona viva ya será mucho más fácil.” Y cuanta razón tenía el señor Yang.

En esencia Yang Luchan hacía algo muy cercana a las sentadillas con pesas de los gyms modernos visto que ambos ejercicios hacen trabajar cadenas enteras de músculos. Si Yang LuChan hubiera tenido los glúteos débiles cuando levantaba su piedra seguramente se habría lesionado la espalda, rodillas y tobillos. Pero alguien tendría que volver en el tiempo para contar al señor Yang que a la mayoria de los practicantes del estilo que lleva su nombre se les retuerce el estómago al pensar en sus métodos de entrenamiento.

Tras una explicación tan larga algunas cosas sobre el entrenamiento de fuerza en las artes marciales “internas” se tendrían que empezar a aclarar.  

1 Está muy bien hacer un trabajo de fuerza al igual que los más grandes de estas artes

2 Relajate

3 Recluta grupos de musculos en lugar de isolar un solo músculo

4 Usa buena postura y estructura corporal

5 Relaja para evitar tensión excesiva

6 y ...mmm... Relajate.

 

EJEMPLOS DE ENTRENAMIENTO DE FUERZA EN ARTES MARCIALES “INTERNAS”

Cada vez que cuento que paso los veranos en China practicando taiji (en la escuela de Fu Neng Bin www.masterfu.net) salen preguntas sobre meditar en un monasterio encima de una montaña mística. Más de uno estaría en shock si me viera corriendo por la escuela cargando a mis compañeros de practica en brazos.  

Cargar objetos pesados a lo mejor es la manera más sencilla de hacer un entrenamiento de fuerza funcional. Es una excelente prueba para tu estructura corporal y postura. Sacos de boxeo, piedras, cubos, tus compañeros de practica, mascotas,... etc, todos fortalezan tu piernas, brazos y torso mientras te dan información sobre donde tu debilidad estructural se encuentra. Recuerda usar un tamaño y peso que sabes manejar, mantener posturas que requieren la mínima cantidad de esfuerzo y mantener tus pies, rodillas y caderas alineados.

Las  rutinas de armas de las artes marciales chinas son famosas y aunque algunas armas son ya muy anticuadas como medio de autodefensa siguen ofreciendo un estupendo entrenamiento que combina fuerza, coordinación, cardio y consciencia corporal.

La mayoria de estilos emplean armas pesadas como halabardas y lanzas pesadas. La forma de Da dao (halabarda) de Chen Taiji es un ejemplo de esta clase de “halterofilia” dinámica. Me acuerdo de un día cuando unos alumnos nuevos le preguntaron mi profesor Fu NengBin sobre el taiji y hacer pesas y les dio una respuesta muy elaborada exponiendo como no combinan nada. Obviamente me intrigaba al llevar corriendo y saltando con un dadao de 10kg en las manos durante ya más de una hora. Alguien señaló la misma inconsistencia y preguntó: “¿... y entonces porqué él está usando ese arma tan pesado? “. Un corto “El ya sabe relajarse.” fue el fin de esa discusión.

No es necesario ejecutar la forma entera, puedes elegir una secuencia corta o un movimiento simple de la forma y repetirlo una tras otra vez. Incluso si no tienes acceso a un verdadero Dadao hay maneras para poder practicar. Antes de tener un dadao de los buenos usaba un tubo de hierro rellenado de arena y después me compré una barra de pesas de 10 o 11 kg para trabajar la fuerza de agarre, brazos, hombros, cintura, torso, piernas buscando mantener el equilibrio y la buena postura al ejecutar las acciones de la forma de Dadao. Para la mayoría de gente 10 kg ya es suficiente desafio pero hay personas que practican con Dadaos que pesan hasta 30kg.

Hay un movimiento en particular en el cual te agachas justo antes de saltar y dar la vuelta en el aire para dar un buen tajo con la hoja al aterrizar. La moderna sciencia deportiva posiblemente lo cualificaría como “Pliometricos” que según wikipedia:

producen movimientos rápidos y poderosos, y mejoran las funciones del sistema nervioso, generalmente con el objetivo de mejorar prestaciones en el deporte. Movimientos pliometricos, en cuales un músculo es cargado y contraido en rápida secuencia, usa la fuerza, elasticidad y respuesta nerviosa del músculo y los tejidos que lo rodean para saltar más alto, correr más rápido, lanzar más lejos o pegar más fuerte, según el objetivo del entrenamiento. Pliometricos se usan para aumentar la velocidad y la fuerza de las contracciones musculares, creando explosividad para una variedad de actividades especificas del deporte.  En la literatura pliometricos han sido demostrado ser beneficiosos para una variedad de atletas. Los beneficios son entre otros prevención de lesiones, desarrollo de fuerza y capacidad de sprint.”.

Nadie en el mundo de Chen Taiji se molesta con explicaciones scienctificas de pliometricos aunque durante siglos han usado una manera divertida y pragmatica de emplearlos igualmente. Ya que estamos podríamos seguir haciendolo.  

Tiene buena fama la practica de la “Lanza grande” de 3 a 4 metros que se hace en Chen Taiji y Xingyi. El objetivo de los ejercicios de “hacer vibrar” al palo es conseguir que oscile el palo iniciando el movimiento desde los musculos del torso (o el “dantian”. Mejora la coordinación, la fuerza, la resistencia y sobre todo la explosividad (Fajin).

Espectadores no lo encontrarán gran cosa pero si lo prueban muy pronto cambiarán de opinión al ver que es muy difícil hacer vibrar al “Da Gun” sin perder el equilibrio y la relajación. Chen Taiji tiene 13 ejercicios para esta herramienta y no son diseñados para salir en exhibiciones de formas bonitas sino para ser  unos ejercicios agotadores donde -otra vez- es muy importante la relajación. Por su caracter poco estetico y al ser un trabajo duro no hay muchos que lo practican regularmente aunque trae unos beneficios importantes.

 

HERRAMIENTAS BARATAS PARA EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Está claro que te limita el material de la que puedas disponer y admitiré que no es fácil conseguir un buen dadao, una lanza pesada, un bloque de piedra de 80kg, un palo flexible de unos 4 metros o tener gente a quienes no les importa que les lleves en brazos para dar unas vueltas por ahí.

Un equipo de pesas puede salir verdaderamente caro así que quiero -sin entrar en detalles- ofrecer algunas maneras baratas de hacer tus herramientas para el entrenamiento de fuerza.

Primero: ejercicios con el peso del propio cuerpo. Hay multitudes de ejercicios desafiantes para todos los niveles de condición física a coste cero.

Segundo: Recuerda los labradores. Una de las cosas que hacían era cortar leña usando hachas. Una hacha puede ser bastante pesada y levantarla por encima de tu cabeza requiere la colaboración entre toda una colección de diferentes músculos. Mover la hacha te hará perder el equilibrio lo que significa que las piernas y los músculos estabilizadores del torso también se trabajan. Chocar con el bloque da la oportunidad de sentir fuerza “shock” sin tener que ser pegado o tirado al suelo. Tras unas cuantas repeticiones aprenderás como levantar y dejar caer la hacha con el mínimo de esfuerzo que te ayuda a entender eficiencia de movimiento.

Profesionales luchadores modernos de MMA que se condicionan machacando inocentes neumáticos con mazos probablemente no son conscientes de que los luchadores de Taiji/labradores y el frágil Morihei Ueshiba hacían lo mismo al proveer el pueblo de leña para el fuego. De todas formas un mazo no es exactamente difícil de conseguir ni muy caro.

A continuación hay unas fotos de Wang Ziping (王子平 quien era famoso por su maestria de entre otros estilos Taiji y Xingyi. En una foto sale como un hombre mayor de barba blanca que se suele asociar con el imagen de un maestro de Taiji mientras en la otra mantiene una piedra encima de su cabeza con un solo brazo.

                                          

El “Stone lock” que usa es un método de entrenamiento de fuerza tradicional que ha sido usado durante siglas en las artes marciales chinas. Hoy en dia poca gente sigue con esta práctica.

Practicantes de Shuaijiao (lucha China) suelen hacer mucho uso de ello y una busqueda en google/youtube “stone locks shuaijiao” te dará una buena idea de lo que se puede hacer con ellos.

Recientemente los “kettlebells” rusos han entrado en nuestros modernos gyms. La diferencia entre un   kettlebell ruso y el stonelock chino es que uno es redondo y el otro cuadrado. Lo que es más importante es que ambos tienen el centro de masa fuera del punto de agarre provocando los músculos estabilizadores a trabajar al usarlas. Un bonus de usar stonelocks y/o kettlebells es el chocar contra los antebrazos/pecho/hombros que te dará un poquito de condiciónamiento de “cuerpo de hierro”.

Posiblmente son la mejor herramienta para complementar el entrenamiento de artes marciales aunque sean algo caro. Un kettlebell de 16kg te costará unos 50 o 60 euros más gastos de envio. En el caso de querer 2 ya te valen 100 - 200 euros.

O te puedes buscar dos pelotas de baloncesto baratos, mezcla de hormigón, un tubo de PVC y fabricarte dos por menos de un décimo del precio. En mi primer experimento acabé con unos que  pesan 14kg cada uno y me dejan hacer todo lo que harías con los “oficiales”.

Otro equipo un poco carillo es el sistema de entrenamiento de suspensión llamado TRX. Una pena que sea tan caro porque tiene muchas posibilidades interesantes para fortalecer tus músculos estabilizadores. O te puedes ahorrar los 200 dolares si te compras unas correas y aprendes a hacer un nudo... .

Siendo creativo encuentras más maneras para hacer entrenamientos de fuerza funcional que te ayudan a moverte sin esfuerzo y mejorar tu arte marcial.

Incluso si nunca jamas en la vida necesitas tu arte marcial para salvarte el pellejo, te lo pasas bien al hacerlo y mejoras tu postura y disfrutas de todos los beneficios a nivel de salud que vienen con ello.

y acuerdate de relajarte.

You need Adobe Flash Player to view this content.


Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

1 Comment

Reply Adrią
7:32 AM on August 28, 2011 
Otro gran articulo que me hace desear aśn mįs el nuevo curso.